Se nos asoma la Primavera

Hoy he estado en los huertos urbanos ecológicos de Benejúzar. La primera planta en darme la bienvenida ha sido la humilde esparraguera silvestre (Asparagus acutifolius). Crece de forma espontánea en el seto del huerto y en cualquier lugar que se le deje.

Ya se siente el despertar de las plantas en el huerto. La esparraguera es una de las primeras en brindarnos sus brotes tiernos recién salidos de la tierra, llenos de savia, con todos los nutrientes acumulados en sus raíces y rizomas durante el invierno.

Lo podemos dejar crecer en nuestro huerto, al igual que su hermano el espárrago hortelano (Asparagus offininalis), llevando mucho cuidado de que no se salga de los lugares elegidos para ellos.

 

DSCF3076

Espárrago triguero (Asparagus acutifolius)

Se puede plantar en los linderos de nuestra finca, formando parte del seto de plantas beneficiosas para la fauna auxiliar (sus flores son muy atractivas para abejas y fauna auxiliar), debajo de nuestros árboles frutales o en una esquina de nuestra huerta.

Para comenzar a recolectarlos se siega la planta y en pocos días comienzan a aparecer los brotes tiernos que se pueden recolectar durante un par de meses, hasta que los vástagos empiezan a endurecerse demasiado rápido. A partir de ese momento se deja que crezca la planta tranquilamente durante el resto del año. De esta forma se van acumulando sustancias de reserva en el interior de ella.

 

Brotes emergiendo despues de la siega

Brotes emergiendo después de la siega

 

Se reproduce normalmente por división de mata (garra) aunque también se puede hacer por semilla (de esta forma tardamos unos dos años en tener una planta adulta que produzca brotes gruesos y tiernos).

Le gusta el terreno arenoso y rico en materia orgánica aunque soporta bastante bien condiciones de sequía, frío y falta de nutrientes.

En la antigüedad tuvo un gran uso medicinal, entre los que se cuenta, por su curiosidad, que se lo pegasen a las carnes para producir esterilidad en las mujeres e impotencia en los hombres.

Ciertos países de Latino américa hacen gran uso de la esparraguera. Pulverizan la semilla y la mezclan con azúcar para curar hinchazones del hígado y del bazo y vómitos pertinaces.

La raíz del espárrago entra en la composición del “jarabe de las cinco raíces”, tan apreciado como aperitivo y diurético.

Se mezcla la raíz de la esparraguera con raíces de apio, brusco (Ruscus aculeatus), hinojo y perejil. Se hierven en un litro de agua unos 30-35 gramos de cada planta, se cuela el líquido a través de un colador muy tupido y se le agregan 850 gramos de azúcar. Tomar una tacita antes de cada comida.

Junto con los hortelanos de los huertos, hemos empezado a confeccionar semilleros de hortalizas de variedades tradicionales (tomates, berenjenas, cebolla roja y lechugas). Ya empezamos a preparar las plántulas para los cultivos de primavera y verano que nos brindarán todo su potencial nutritivo, organoléptico y mucho más.

 

Siembra

Sembrando en las bandejas de semillero

Bookmark : permalink.

Una reacción a Se nos asoma la Primavera

  1. Jose dice:

    Qué ricos los espárragos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *