Cereza en la dieta de las embarazadas: qué variedad es mejor

¿Qué frutas se pueden y no se pueden comer durante el embarazo?

La elección de alimentos saludables es extremadamente importante para las mujeres embarazadas. La alimentación adecuada aporta al feto los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse al máximo. Además, la dieta juega un papel importante en la salud general de cualquier persona, ayudando al cuerpo a funcionar de manera eficiente y reduciendo el riesgo de ciertas enfermedades.

Una dieta saludable debe incluir muchas frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras y grasas saludables. En este artículo te explicaremos por qué es tan importante comer frutas durante el embarazo. Considere también qué frutas es mejor comer y qué alimentos debe evitar.

Beneficios de comer fruta durante el embarazo

Llevar una dieta sana y variada es especialmente importante durante el embarazo, ya que muchos nutrientes son esenciales para el crecimiento y desarrollo del feto. Una mayor ingesta de vitaminas y minerales ayudará a una mujer embarazada a mantener su cuerpo en buena forma física.

Las frutas frescas contienen muchas vitaminas y nutrientes esenciales y son una buena fuente de fibra. Lo que es muy importante, casi todas las vitaminas y minerales que provienen de las frutas se encuentran en una forma accesible para el cuerpo humano.

Las mejores frutas durante el embarazo.

Las frutas pueden ser un excelente refrigerio y un sustituto de los dulces, que se recomienda excluir por completo de la dieta. A continuación se encuentran las 12 frutas principales para incluir en una dieta saludable para el embarazo.

1. Albaricoques

Los albaricoques contienen: vitaminas A, C y E, calcio, hierro, potasio, betacaroteno, fósforo, silicio. Todos estos nutrientes ayudan al desarrollo y crecimiento del niño. El hierro previene la anemia, mientras que el calcio fortalece los huesos y los dientes.

2. naranjas

Las naranjas son una excelente fuente de: ácido fólico, vitamina C, agua. Las naranjas son excelentes para mantener la salud, hidratar la piel y saturar el cuerpo humano con humedad.

La vitamina C previene el daño celular y promueve la absorción de hierro.

READ
Carne de ganso: beneficios y daños.

El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural que causan anomalías en el cerebro y la médula espinal del bebé. Los defectos del tubo neural pueden causar afecciones como la espina bífida, en la que la médula espinal no se desarrolla correctamente, y la anencefalia, en la que falta gran parte del cerebro y el cráneo.

3. Mango

Los mangos son ricos en vitaminas A y C. Una taza de mango en rodajas proporciona el 100 por ciento del valor diario recomendado de vitamina C y más de un tercio del valor diario de vitamina A.

Un bebé que nace con una deficiencia de vitamina A tendrá baja inmunidad y un alto riesgo de complicaciones posparto, como infecciones respiratorias.

4. peras

Las peras contienen una cantidad significativa de fibra dietética, potasio, ácido fólico.

El uso de una gran cantidad de fibra en la dieta de las mujeres embarazadas mejora la función intestinal. La fibra es un remedio natural para prevenir el estreñimiento, un síntoma común del embarazo.

El potasio es muy beneficioso para la salud del corazón de mujeres y niños. También estimula la regeneración celular.

5. granadas

Las granadas son ricas en vitamina K, calcio, ácido fólico, hierro, proteínas y fibra dietética. Los nutrientes densos que se encuentran en las granadas también son una buena fuente de energía y su alto contenido de hierro ayuda a prevenir la deficiencia de hierro.

La vitamina K también es esencial para mantener huesos sanos. Los estudios muestran que beber jugo de granada puede ayudar a reducir el riesgo de daño placentario.

6. aguacate

Los aguacates son una excelente fuente de vitaminas C, E y K, ácidos grasos monoinsaturados, vitaminas B, potasio y cobre.

Esta fruta contiene grasas saludables que aportan energía, estimulan las células encargadas de la formación de la piel y el tejido cerebral de un niño en desarrollo.

El potasio de los aguacates alivia los calambres en las piernas, otro síntoma común durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre.

7. guayaba

La guayaba contiene vitamina E y ácido fólico, por lo que es una fruta ideal para las mujeres embarazadas.

READ
Cómo crece el sésamo: plantar, cultivar, cuidar, propiedades útiles

La guayaba es una excelente opción de fruta para las personas que desean más de los siguientes nutrientes: vitaminas C y E, polifenoles, carotenoides e isoflavonas. La guayaba contiene una combinación diversa de nutrientes que la hace ideal.

Comer guayaba durante el embarazo relaja los músculos, mejora la digestión y reduce el estreñimiento.

8. plátanos

Los plátanos contienen altos niveles de vitamina C, potasio y vitamina B-6. El alto contenido de fibra en los plátanos ayuda con el estreñimiento relacionado con el embarazo. Existe evidencia de que la vitamina B6 reduce las náuseas y los vómitos al principio del embarazo.

9. Uvas

Las uvas contienen sustancias muy importantes para el cuerpo humano: vitaminas C y K, pectina, ácidos orgánicos, antioxidantes.

Los nutrientes de las uvas facilitan los cambios biológicos que ocurren durante el embarazo. Contienen antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico y también ayudan a prevenir infecciones.

10. rosa mosqueta

Los escaramujos son una buena fuente de vitamina C. Tienen un efecto positivo en el metabolismo de los carbohidratos. Las bayas también tienen un alto contenido de agua, por lo que son una gran fuente de hidratación.

La vitamina C ayuda a absorber el hierro y estimula el sistema inmunológico del cuerpo.

11. Manzanas

Las manzanas son ricas en vitaminas A y C, potasio, fibra. Los estudios demuestran que comer manzanas durante el embarazo puede reducir las posibilidades de que su bebé desarrolle asma y alergias más adelante.

12. Frutos secos

Las frutas secas son ricas en vitaminas y minerales, fibra. Contienen todos los mismos nutrientes que la fruta fresca. Por lo tanto, las mujeres embarazadas pueden obtener su requerimiento diario de vitaminas y minerales al comer una porción de fruta seca que es menor en peso que la cantidad equivalente de fruta fresca.

Sin embargo, es importante recordar que las frutas secas pueden tener un alto contenido de azúcar y no contienen el agua que tienen las frutas frescas. Esto significa que no ayudan a la digestión.

Puede comer frutas secas durante el embarazo con moderación y, por lo general, es mejor evitar las frutas confitadas. En general, es mejor comer frutas secas además de frutas frescas, y no en lugar de ellas.

¿Cuánta fruta se debe comer durante el embarazo?

Para las mujeres embarazadas, se recomienda consumir al menos cinco porciones de frutas y verduras frescas cada día y variar tanto como sea posible. La fruta puede ser fresca, enlatada, congelada o seca.
Como regla general, una porción de fruta es:

  • una fruta, para frutas que son más grandes que el tamaño de una pelota de tenis;
  • una taza de fruta picada

El consumo de muchas frutas y verduras durante el embarazo proporciona a las mujeres embarazadas una nutrición adecuada para apoyar a un bebé en desarrollo.

¿Hay alguna fruta que una mujer deba evitar durante el embarazo?

No hay frutas específicas que las mujeres embarazadas no deban comer. Sin embargo, es importante conocer el tamaño de la porción ya que algunas frutas tienen un alto contenido de azúcar. Es importante tener en cuenta que los jugos y las frutas secas a menudo contienen mucho más azúcar y calorías que sus contrapartes frescas.

  • Comprar frutas naturales orgánicas asegura que no hayan estado en contacto con fertilizantes y pesticidas que puedan dañar su calidad.
  • En cualquier caso, si los frutos no son de un jardín personal, es importante eliminar cualquier pesticida y bacteria de su superficie. Simplemente enjuáguelos bien antes de usarlos.
  • No coma frutas con daños visibles, ya que es más probable que contengan bacterias. No se pueden comprar productos ya cortados.
  • Guarde la fruta en un recipiente separado en el refrigerador.
READ
Hacer una piedra de yeso

Hallazgos

Las frutas son una excelente fuente de nutrientes esenciales durante el embarazo. Contienen vitaminas, ácido fólico, fibra y mucho más, lo que ayuda a mantener saludables a la mujer y al niño. Estos nutrientes también pueden ayudar a aliviar algunos síntomas comunes del embarazo.

Las mujeres embarazadas deben tratar de consumir al menos cinco porciones diferentes de frutas y verduras cada día. Al mismo tiempo, debe limitar el consumo de frutas secas y jugos de frutas, ya que pueden contener más azúcar y calorías que las frutas frescas.

Puede hacer una dieta basada en las características individuales del cuerpo con un obstetra-ginecólogo experimentado en el Centro de Ginecología en Shuvalovsky (San Petersburgo).

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: