Tipos, variedades y variedades de Chlorophytum: foto, descripción, características.

Es difícil encontrar una flor casera más famosa que el clorofito. En los años 60-70 del siglo XX, era tan popular en nuestro país que se encontraba en casi todos los apartamentos. Y hasta ahora, las escuelas, jardines de infancia, hospitales y otras instituciones los están ecologizando activamente, porque además de excelentes cualidades decorativas, es una de las plantas de interior más sencillas. El cultivo de clorofito está al alcance incluso de los cultivadores principiantes.

Características

Chlorophytum proviene de Sudáfrica, es una epífita, es decir, crece sobre los troncos de otros árboles. Chlorophytum no tiene raíces reales, solo rizomas en los que almacena humedad activamente. Por lo tanto, tolera largos períodos secos y falta de riego regular.

Las placas de las hojas de chlorophytum son estrechas, largas, de color verde claro, a veces con rayas blancas o amarillas. El arbusto es bajo, de hasta 60 cm de diámetro. Con un riego adecuado y condiciones favorables, poco después de la siembra, numerosos bigotes de aire comienzan a colgar de la maceta. Tienen rosetas de hojas nuevas en sus extremos, que se llaman “kids”. Con su ayuda, la flor se multiplica y también evapora más intensamente el exceso de humedad. Con el tiempo, nuevos bigotes parten de los “niños”, y así es como se forman las cascadas verdes, por lo que esta planta es tan apreciada.

Las flores de Chlorophytum son discretas: pequeñas, solitarias, blancas, con estambres de color amarillo brillante.

Variedades

En total, hay alrededor de 200 especies de clorofito en la naturaleza. Sus nombres suelen reflejar las características de sus láminas foliares.

  • Con cresta o komosum. El tipo más famoso de clorofito, con hojas esmeralda largas y estrechas. En el centro de cada placa de hoja hay una franja ancha blanca brillante o varias franjas estrechas. Cuando la flor lanza una flecha de 80-100 cm, aparecen 5-7 flores blancas. Después de que florecen, aparece un “bebé” al final del bigote de aire.

  • Rizado (Bonnie). En esta variedad de chlorophytum, las hojas alcanzan los 60 cm de largo y no más de 3 cm de ancho. Las hojas forman rosetas basales densas, a partir de las cuales se producen numerosos pedúnculos cortos. Esta especie no forma un bigote de aire largo con “niños”, por lo tanto, su reproducción se produce debido a la división del arbusto madre.

  • Capa. Esta variedad se parece mucho al clorofito rizado, pero sus hojas son mucho más largas, de 90 a 100 cm, pero, como Bonnie, no produce tallos de flores y no forma “niños”. La reproducción se produce dividiendo el arbusto madre.

  • Alado o naranja (orquídea estrella). Solo un cultivador experimentado reconoce el clorofito en esta planta, ya que es completamente diferente de las especies relacionadas. Sus placas foliares son anchas, de forma elíptica, puntiagudas en los extremos. Alcanza una altura de 30-40 cm Los pecíolos de las hojas son carnosos, de color naranja brillante, por lo que esta especie obtuvo su nombre. Color anaranjado y nervadura central, así como alabeo de los limbos en las hojas jóvenes. Con el tiempo, las hojas, a excepción de la parte central, se vuelven completamente verdes. Los pedúnculos son cortos, las flores se recogen en inflorescencias que se asemejan a una oreja. Los “niños” se forman en la base del arbusto madre.

Para que la flor conserve siempre un color naranja intenso, debe cortar los “niños” y los tallos de flores adicionales, para lo cual la planta consume agua y nutrientes.

  • jaspeado. Esta variedad es criada por criadores. Se distingue por hojas con franjas de tonos blancos, amarillos y crema. Forma un bigote de aire largo con “kids”.
READ
Cómo cultivar una calabaza en compost, consejos para jardineros.

  • Laksum. El tipo más raro de clorofito. Forma una densa roseta de hojas basales, pero no forma un bigote de aire. A diferencia de otras especies, se reproduce bien por semillas. Las hojas son estrechas, no más de 1,5 cm, enmarcadas a lo largo de los bordes con rayas blancas.

Nuevas variedades

Hace relativamente poco tiempo, los criadores han creado nuevas variedades de chlorophytum crestado, que son muy populares entre los cultivadores de flores:

  • Variegatum – en esta variedad, las rayas más claras pasan a lo largo de los bordes de cada hoja;

  • Atado con una capilla – este clorofito se distingue por una franja blanca en el centro de la hoja;

  • Mboyeti – esta variedad se caracteriza por un color esmeralda oscuro de hojas con bordes ondulados;

  • Atlántico – esta variedad tiene hojas finas, delicadas y ligeramente rizadas;

  • Ocean – las láminas de las hojas de esta variedad no son tan largas como las de otras, enmarcadas a lo largo de los bordes con rayas blancas;

  • máculatum – se diferencia de otras variedades en hojas grandes con rayas amarillas;

  • Cerraduras Curty – clorofito con hojas anchas en franjas blanco-verdosas, envueltas en espirales.

Reglas para el cuidado en el hogar.

Chlorophytum es tan querido por muchos cultivadores de flores, porque no tiene pretensiones de cuidado. Para mantener siempre una apariencia limpia y atractiva de una flor, basta con observar las condiciones simples para su mantenimiento.

  • Riego Es mejor regar la flor con agua sedimentada a temperatura ambiente (o un poco más fría) a medida que se seca la tierra. Sin embargo, si la flor permanece de 1 a 2 semanas sin regar, no morirá. Las hojas pueden palidecer y perder turgencia, pero después del riego se recuperarán las cualidades decorativas. Además del riego regular, el clorofito debe rociarse con agua al menos una vez cada 2 semanas y limpiar las hojas del polvo con un paño húmedo.

Y también puedes lavar la flor en una ducha con baja presión. El exceso de humedad no le hará daño.

  • Iluminación. Chlorophytum se clasifica como una planta tolerante a la sombra, por lo que a menudo se coloca en gabinetes, refrigeradores y otros lugares donde no cae la luz solar directa. La iluminación excesiva de la flor es dañina, provoca el marchitamiento y el amarillamiento de las hojas. Pero si coloca una flor en las ventanas del lado norte del departamento, se sentirá bien.

  • Modo de temperatura. Chlorophytum no es particularmente sensible a la temperatura ambiente y sus diferencias. Como ocurre con muchas plantas de interior, la exposición prolongada a temperaturas por debajo de los +16 grados puede ser fatal para él. Pero en general tiene una zona de confort climático muy amplia, y crece bien a temperaturas de 20-22 a 30-35 grados centígrados.

  • Suelo y fertilizante. Para la tierra de su maceta, esta planta es completamente sencilla. Se siente bien tanto en un sustrato ligero con un alto contenido de arena, como en un suelo rico en compuestos orgánicos, turba y humus. Chlorophytum es particularmente insensible a la acidez, pero la acidificación excesiva del suelo puede afectar negativamente su salud.

Basta con alimentar la flor 1-2 veces al año con fertilizantes minerales. Deben aplicarse de acuerdo con las instrucciones. La mejor época para hacerlo es de mayo a septiembre.

Reproducción

Es posible propagar el clorofito de diferentes maneras.

  • “Niños”. Básicamente, el clorofito se reproduce por pequeños arbustos que se forman en los bigotes de aire. Por lo general, estos arbustos se llaman “niños”. Para enraizar, es suficiente cortar incluso un “bebé” muy pequeño de un bigote de aire y colocarlo en suelo húmedo. Puede ponerlo en agua y esperar la aparición de rizomas jóvenes, y luego transferirlo al suelo.

Lo mejor es depositar “niños” al final del invierno, principios de la primavera, antes del comienzo del período de crecimiento activo de las plantas.

  • Semillas. La propagación por semillas no es muy popular entre los cultivadores de flores, ya que este procedimiento es problemático y el porcentaje de germinación de semillas es bastante bajo, no más del 30 por ciento. Es mejor plantar en primavera, cuando las horas de luz están activas. Para una mejor germinación, las semillas se sumergen en una gasa un día antes de plantarlas. El suelo de turba arenosa se prepara en macetas, en las que se coloca material de plantación a una profundidad de 5-7 mm. El suelo se humedece y se cubre con una película.
READ
Membrillo Krasnodar de frutos grandes

Antes de la germinación, los invernaderos se mantienen en un lugar ligeramente oscuro a una temperatura de 22 a 25 grados centígrados. Los cultivos deben airearse y humedecerse diariamente mediante pulverización para que las semillas no se laven. Después de 4-6 semanas, aparecen brotes individuales.

Las plántulas deben abrirse gradualmente, aumentando cada día el tiempo que pasan a la luz. Cuando las plántulas tienen 2-3 hojas verdaderas, se colocan en macetas pequeñas separadas.

  • Al dividir el arbusto. Chlorophytum debe dividirse durante el trasplante de primavera con un crecimiento excesivo de la salida del arbusto madre. El arbusto extraído de la olla se divide en cuatro partes iguales con un cuchillo afilado, los lugares de los cortes se rocían con carbón vegetal y se plantan en macetas separadas.

Enfermedades y plagas

Chlorophytum es resistente a la mayoría de las enfermedades e insectos patógenos que infectan las plantas de interior. Sin embargo, a veces la flor pierde sus cualidades decorativas y se ve enferma. Esto puede suceder por varias razones.

  • Exceso de humedad y falta de luz. Estos factores conducen a la pudrición del sistema radicular. Con esta enfermedad, el clorofito se ve marchito, aunque la tierra de la maceta está húmeda. Y a veces aparecen rayas marrones en las hojas en el medio. Para salvar la flor, es necesario trasplantarla, cortando las raíces podridas y tratando los lugares de los cortes con carbón. Después del trasplante, la flor debe reorganizarse en un lugar más iluminado.
  • Aire seco, exceso de humedad y agua estancada en la cubeta o exceso de nitrato en el suelo. La flor informa estos factores negativos con las puntas secas de las hojas. Para deshacerse de esto, se debe trasplantar la flor, se debe cambiar el suelo a uno más ligero y se debe colocar un recipiente con agua cerca de la maceta para humedecer el aire.
  • Falta de luz y nutrientes. Al mismo tiempo, en las variedades rayadas de la flor, se observa el desvanecimiento de las rayas, el color de las hojas se desvanece. En este caso, se debe aplicar fertilizante al suelo, así como cambiar el lugar de la flor a uno más soleado.
  • Falta de humedad y aire seco. En la estación cálida, esto lleva al hecho de que las hojas de la planta comienzan a secarse en las raíces. Deshacerse de esta enfermedad es muy simple: aumente la frecuencia de riego y fumigación.
  • Iluminación excesiva. Conduce a la formación de manchas marrones en las hojas. Para evitar que esto suceda, basta con reorganizar la maceta en un lugar más sombreado.
  • Los insectos raros que infectan el clorofito son pulgones, nematodos, trips y gusanos harinosos. Puede deshacerse de ellos con un remedio popular: limpie suavemente las placas de las hojas con un paño humedecido con agua jabonosa y luego enjuague.
READ
Cómo cultivar fresas silvestres en el jardín.

Propiedades útiles

Chlorophytum no es por casualidad una de las plantas de interior más populares. Además de excelentes cualidades decorativas, también tiene algunas propiedades útiles.

  • Purificación de aire. Esta flor absorbe más eficientemente que muchas otras no solo dióxido de carbono, sino que también asimila monóxido de carbono, vapor de acetona, formaldehído y nicotina en sus hojas. Por lo tanto, es muy recomendable mantenerlo en la cocina y en habitaciones que suelen estar llenas de humo de tabaco, así como donde hay muchos muebles de aglomerado, ya que emite formaldehído en pequeñas dosis.
  • Humidificación del aire. Chlorophytum recolecta y evapora intensamente la humedad, por lo que es un humidificador de aire natural. Es muy útil para personas con diversas enfermedades pulmonares y para mantener la piel joven. Según las estadísticas, una flor humedece el aire en un área de 2 metros cuadrados a su alrededor.
  • “Felicidad familiar”. Según el Feng Shui, esta flor es buena para tener en casa para mantener un ambiente familiar tranquilo y traer armonía a la vida personal.
  • Útil para mascotas. Los dueños de gatos y perros pequeños a veces cultivan clorofito para sus mascotas, ya que esta flor ayuda a limpiar el estómago, es absolutamente inofensiva para ellos y también contiene algunas vitaminas útiles.

Sobre las propiedades beneficiosas, el cuidado y la reproducción del cloroito, ver más abajo.

Chlorophytum (65 fotos): tipos y cuidado adecuado

¿Recuerdas esa misma maceta con finas hojas de plumas rayadas colgando en todas direcciones? Chlorophytum es otro huésped de latitudes tropicales, que se ha instalado durante mucho tiempo en nuestros apartamentos. Te contamos cómo plantar clorofito, cómo asegurarte de que las hojas no se sequen y qué necesitas para que la maceta deleite con belleza y elegancia ¡durante más de un año!

Información general

Chlorophytum se refiere a las plantas herbáceas y se ve casi igual. Tiene una raíz tuberosa que almacena nutrientes. El tallo corto casi en el suelo se rompe en largas hojas lanceoladas alargadas de hasta 50 cm de largo.

La roseta de Chlorophytum es especialmente buena en la época de floración cuando produce largas flechas con pequeñas flores blancas. Se ven sorprendentemente primaverales y familiares a nuestras latitudes. Se cree que en la cocina, en las oficinas y en las empresas, un pequeño rincón verde con clorofito limpia eficazmente el aire de gases y formaldehídos.

READ
Desenterrar tubérculos y bulbos de flores y almacenarlos: tiempo de excavación, características de diferentes flores, secretos de almacenamiento

Tipos de clorofito

Los Chlorophytums son similares entre sí y pertenecen a la misma familia de lirios. No se sabe exactamente cuántas variedades existen en la naturaleza, pero los botánicos coinciden en que hay entre 200 y 250. Solo unas pocas variedades son populares en nuestros alféizares: ¡vamos a descubrirlo con más detalle!

Chlorophytum crestado

Esta es una hermosa perenne brillante con placas de hojas muy estrechas y largas. Dependiendo de la variedad, puede ser de diferentes colores: Variegata con un borde plateado, Wittatum con una franja blanquecina en el medio, Laksum multicolor con un borde blanco. La mayoría de ellos tienen una roseta simétrica ordenada, pero todavía hay el mismo Laksum en forma de abanico y el océano en espiral.

cabo clorofito

Esta es una especie monocromática con plumas estrechamente lanceoladas de hasta 60 cm y hasta 3 cm de ancho. Una característica interesante del Cape chlorophytum es la coloración monocromática uniforme de un rico color herboso. En rosetas densas no hay “bigotes” largos con capas, por lo que el arbusto se propaga por división.

clorofito rizado

Una flor ordenada y compacta parece mucho más pequeña que sus parientes debido a la forma específica del follaje. Las placas largas y estrechas parecen estar torcidas en espiral, por lo que no se rompen tan claramente con una roseta. Una ancha franja blanquecina en el centro destaca sobre un fondo verde oscuro.

clorofito alado

El clorofito alado también se llama naranja por el color característico del pecíolo y la vena central. El arbusto no es demasiado grande, hasta 40 cm de altura, pero se ve muy impresionante debido a la transición verde-naranja contrastante. En temporada, libera un pedúnculo corto con una inflorescencia-mazorca.

Anthurium (75 fotos): tipos y cuidado adecuado

Cuidado del clorofito

Chlorophytum se ha aclimatado durante mucho tiempo y no es muy específico en el cuidado, especialmente en comparación con sus contrapartes más exóticas. Necesita calor, aire fresco, riego activo y descanso estable en la estación fría. A cambio, obtendrás un amigo verde decorativo con una roseta de hojas exuberantes.

temperatura

Chlorophytum no es tan sensible a los cambios de temperatura como la mayoría de los lirios. La temperatura ambiente normal es adecuada para él si está por encima de 10-12 grados. En verano, una maceta está bien en un balcón o incluso al aire libre bajo el sol, pero se necesita protección contra la lluvia y las corrientes de aire.

iluminación

Las condiciones ideales para el clorofito son la luz solar brillante pero difusa. No es especialmente sensible, por lo que soportará incluso la luz directa del sol, pero es mejor no permitir esta situación. Las variedades con hojas abigarradas requieren más luz que los colores sólidos porque de lo contrario se desvanecerán y se desvanecerán.

riego

En primavera y verano, el clorofito verde requiere un riego regular y frecuente, de lo contrario se desarrollará peor. La falta de humedad se puede ver por la deformación del tubérculo de la raíz: aparecerá un engrosamiento en el que la flor deposita reservas con urgencia. En invierno, es importante evitar el agua estancada, así que espera a que el sustrato se seque al menos una cuarta parte.

Por lo demás, la humedad media habitual de un salón es suficiente para el clorofito. Entonces, si la flor se vuelve verde y se siente bien, no es necesario rociarla y lavarla constantemente. Aunque si trata periódicamente la planta con una pistola rociadora, crecerá más rápido.

READ
Ley de Apicultura 2020: principales disposiciones y cambios en el borrador

Suelo

Tome la mezcla de tierra suelta habitual para hojas caducas y agréguele césped y tierra de humus. Mézclelos todos en partes iguales y agregue un poco más de arena, aproximadamente la mitad de uno de la misma parte. Elija una maceta ancha y espaciosa y asegúrese de colocar un buen drenaje en la parte inferior.

Fertilizantes y aderezo

Si tiene un buen suelo, no necesita alimentar constantemente clorofito. Basta con aplicar un poco de abono orgánico o mineral una vez cada 2-3 semanas desde la primavera hasta el verano.

Trasplante y reproducción

Chlorophytum se trasplanta según sea necesario y crece en una maceta más grande. Es mejor hacerlo al final del invierno o, como máximo, en los primeros días de la primavera. Cuando el arbusto madure y deje de crecer tan activamente, vuelva a plantarlo cada 2-3 años.

El cultivo de clorofito a partir de semillas es un proceso largo y complicado: las semillas deben empaparse y el agua debe cambiarse con regularidad. Luego distribúyalos sobre la mezcla de tierra y haga un invernadero improvisado debajo de una película o vidrio. Antes de la aparición de las primeras plántulas, tomará hasta 2 meses, y solo después de eso, puede retirar gradualmente el refugio y acostumbrar la planta a la vida “adulta”.

La forma más fácil de propagar el clorofito es por capas, que se forman mucho en casi todas las especies de interior. Basta con cortarlas con cuidado, enraizarlas en un vaso de agua y trasplantarlas a tu maceta.

Calathea (70 fotos): cuidado y cultivo.

Control de plagas y enfermedades

Los clorofitos de interior casi no tienen problemas con los insectos. De vez en cuando se pueden ver pulgones, arañas rojas o cochinillas, pero contra ellos bastará con los insecticidas comunes que se compran en las tiendas. Los problemas más comunes están relacionados de alguna manera con el cuidado inadecuado: riego, humedad, iluminación y temperatura.

Si las puntas de las hojas se vuelven amarillas y marrones, el clorofito carece de oligoelementos útiles. Para hacer esto, normalice y estabilice el régimen de alimentación o aumente la frecuencia de fertilización, cada 14-15 días. Pero los puntos amarillos y marrones más caóticos aparecen con mayor frecuencia debido al calor en la habitación.

Si las hojas se vuelven pálidas y se marchitan, lo más probable es que la flor no tenga suficiente luz. En el caso de las variedades abigarradas, es posible que no se desvanezcan, sino que se vuelvan monocromáticas. Cuando no sea posible aumentar la cantidad de luz solar, coloque fitolámparas especiales en el clorofito.

Hay dos razones principales para la aparición de la podredumbre: un exceso de humedad o un suelo caído demasiado denso. Si el clorofito no florece y comienza a empeorar y suelta capas, está demasiado lleno en la maceta. Los arbustos demasiado jóvenes no florecen en los primeros dos ciclos después de la siembra.

Pelargonium (geranio): tipos y cuidado adecuado

Clorofito – foto

Chlorophytum es un invitado popular de los espacios verdes del hogar, y todo gracias a su apariencia espectacular. Las rosetas saludables siempre son exuberantes, gruesas y brillantes. ¡Por esto, son especialmente apreciados por los diseñadores de interiores y los cultivadores de flores aficionados!

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: